lunes, 20 de julio de 2015

Educación inclusiva: una asignatura pendiente en las escuelas argentinas

Fuente: Infobae.com
Siete mil alumnos con diferentes discapacidades asisten hoy a establecimientos de educación especial. El nuevo paradigma educativo sobre la inclusión
 
En tiempos donde el debate sobre la Ley de Inclusión Integral de niños, jóvenes y adultos con discapacidad en la Ciudad de Buenos Aires se encuentra en la agenda parlamentaria, llegó la hora de pensar un nuevo paradigma educativo que genere más inclusión.
Aproximadamente 7 mil alumnos con diferentes discapacidades asisten hoy en día a establecimientos de Educación Especial de gestión pública o privada en la Ciudad en todos los niveles: pre primario o inicial, primario, post-primario y medio.
"Hoy en día, el mayor problema que enfrenta la inclusión es que no existe una planificación que la estructure y dinamice. Por este motivo, queremos acompañar proyectos que busquen aunar esfuerzos y tareas en pos de un cambio de paradigma educacional, que las escuelas especiales y las comunes se articulen de manera positiva hacia una real e integral inclusión de los chicos con discapacidad a la escuela y a la sociedad", dice el Vicepresidente de GEeeBA Pablo Crespo.
GEeeBA (Grupo de Establecimientos de Educación Especial de Buenos Aires) es una entidad sin fines de lucro, que reúne a Escuelas Especiales de la Ciudad de Buenos Aires, instituciones que reciben alumnos con diferentes grados de discapacidad: física, motora, sensorial, psicológica, intelectual y de adaptación social. Hace muchos años que viene trabajando en materia de inclusión impulsando varios proyectos para mejorar la calidad educativa de chicos y jóvenes con discapacidad, así como también a mejorar su calidad de vida e inserción en el ámbito laboral.

Según datos de la organización, el 50% de las instituciones de educación especial privada tuvieron o tienen en el componente de su matrícula estudiantes con discapacidad que pasaron previamente por escuelas comunes. Sin embargo, los chicos que solicitan ingresar a este tipo de establecimientos presentan en su mayoría un desfasaje mayor a dos años en comparación con el grupo al que pertenecían y al diseño curricular, lo que dificulta su incursión. Y es precisamente donde las escuelas especiales intervienen, evaluando minuciosamente las capacidades desarrolladas y las condiciones reales de aprendizaje para ofrecer proyectos pedagógicos individuales mejoren las inserciones en el ámbito educativo y en el ambiente socio-laboral.
Desde GEeeBA consideran que todas las organizaciones e instituciones involucradas en la educación del país deben involucrarse y crear un paradigma educativo más inclusivo, para que enseñar de una nueva forma en las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires se haga posible.
El objetivo fue debatir acerca de la Ley de Inclusión Integral de niños, jóvenes y adultos con discapacidad en la Ciudad de Buenos Aires. La convocatoria estuvo a cargo de la diputada Victoria Morales Gorleri, y contó con la participación de COPIDIS (Comisión para la Plena Participación e Inclusión de las Personas con Discapacidad), ASDRA (Asociación Síndrome de Down de la República Argentina), ADEEI (Asociación para el desarrollo de la educación especial y la integración), PANAACEA (Programa Argentino para Niños, Adolescentes y Adultos con Condiciones del Espectro Autista), el Grupo Artículo 24 Por la educación Inclusiva, la Fundación ITINERIS, TGD Padres y la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina), entre otras.
"La escuela especial es inclusiva desde su concepción y formación. Esto es algo que defendemos a ultranza todos los establecimientos educativos que integran GEeeBA", resalta Rosa Núñez, Secretaria de GEeeBA
Y añadió: "Creemos que toda inclusión escolar de un niño con discapacidad debe ser cuidadosa, fundamentada, y acompañada de los elementos pedagógicos y escolares necesarios, para que la integración sea inclusiva y no excluyente. La inclusión no sólo debe contemplar las adecuaciones curriculares, sino también las metodológicas, organizacionales y estructurales".
Todas las organizaciones presentes acordaron en la creación de un nuevo paradigma que se enmarque dentro de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), respecto a la inclusión de las personas con discapacidad.
Entre las conclusiones del encuentro, se fijó que el Estado garantice la posibilidad de plena inclusión educacional para los chicos con discapacidad, el derecho que los padres deben tener para elegir la mejor escuela que ellos consideren adecuada para tratar las necesidades de sus hijos y la capacitación que deben tener todos los docentes para tratar y enseñar a alumnos con discapacidad.
La unión de padres de los establecimientos nucleados en GEeeBA reúne a más de 6.000 familias, que tuvieron la oportunidad de participar en el debate.
"Las escuelas especiales generan permanentes estrategias para hacer de la inserción una posibilidad práctica. Tienen capacidad docente, dan sustento y consistencia a la modalidad especial e integran un conjunto de opciones que ofrece el sistema educativo. Es por eso que si se las quisiera excluir, se reduciría a uno lo diverso.", aseguró Andrés Reale, Presidente de GEeeBA.
De las 39 escuelas especiales privadas que hay hoy en la ciudad, 31 integran GEeeBA. Algunas de ellas llevan más de 50 años trabajando en diferentes discapacidades, generando espacios y métodos de aprendizaje y socialización para estudiantes; y fomentando la inserción de estos jóvenes en el ámbito educativo, social y laboral.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario